CubaPlus Online

Once niños y una maestra de la enseñanza preescolar bajo vigilancia por COVID-19

Las autoridades sanitarias de Sancti Spíritus informaron que mantienen bajo vigilancia a once niños y una maestra de la enseñanza preescolar de la escuela Pablo Pérez Cabrera, ubicada en Manaca Iznaga.

Asimismo, otros dos menores de la comunidad FNTA también están en aislamiento tras tener contacto con uno de los casos detectados en el hotel Village Costasur.
De acuerdo con la información del diario Escambray, también se suspendieron las actividades en el círculo infantil Sueños Marinos, en el asentamiento costero de Casilda, y la docencia para el tercer año de servicios gastronómicos del Instituto Politécnico José Mendoza y las prácticas pre-profesionales de estos alumnos.
Tras informarse de tres nuevos casos en los últimos días el Consejo de Defensa provincial incrementó las medidas de contención, movilidad y control para evitar la propagación de la enfermedad en Trinidad, municipio con más de 76 mil habitantes y una de las principales atracciones turísticas del centro de la isla.
Teniendo en cuenta el ligero incremento de casos en Trinidad, se anunció también que desde el sábado a las 12 de la noche se suspendieron los viajes desde y hacia la cabecera provincial, así como desde la ciudad de Trinidad hasta y desde las comunidades rurales; se eliminan los puntos de embarque y se mantiene la prohibición de trasladarse hacia las playas en todo tipo de vehículo.
Desde el 5 de septiembre en Sancti Spíritus hay un toque de queda nocturno, que se extiende desde las 10 de la noche y hasta las cinco de la madrugada, con el fin de evitar la propagación de la enfermedad. 

IMPORTANTE:

session->userdata('subscribe_popup')){*/ ?>