Trump promete lanzar la mayor operación de deportación en la historia de EE.UU. de llegar a la presidencia

En noviembre del pasado año también volvió a poner la inmigración en el centro de su discurso político.

Cargando

El expresidente Donald Trump, candidato republicano para las elecciones de noviembre venidero, afirmó que llevará a cabo la mayor operación de deportación en la historia de Estados Unidos si resulta reelegido.

En una entrevista con el diario Time, el empresario enfatizó la necesidad de abordar lo que él considera “una crisis migratoria insostenible para el país”, haciendo uso de la policía, el Ejército y sin descartar la creación de campos de detención para inmigrantes.

“No tenemos otra opción”, declaró Trump, quien critica con frecuencia la masiva llegada de inmigrantes y su admisión en las fronteras.

“Probablemente 15 millones y quizá hasta 20 millones para cuando salga Biden. Veinte millones de personas, muchas de ellas de cárceles, muchas de ellas de prisiones, muchas de ellas de instituciones mentales”, señaló.

Dijo que por ejemplo, Venezuela y otros países, se están volviendo mucho más seguros, sugiriendo que “los delincuentes” han emigrado.

Al respecto, señaló que el país ya tiene incluso una nueva categoría de delincuencia, llamada “crimen migrante”.

El expresidente destacó la importancia de utilizar a la policía local en esta operación y aseguró que se comenzará por deportar a los criminales que ingresan al país. Además, mencionó la posibilidad de utilizar la Guardia Nacional e incluso el ejército en caso de ser necesario.

Trump también abordó el tema de los campos de detención de inmigrantes, señalando que aunque no descarta la posibilidad de construir nuevos, espera que no sea necesario debido a la intención de trasladar a los inmigrantes fuera del país.

En cuanto a la colaboración de los departamentos de policía estatales y locales, Trump sugirió la posibilidad de ofrecer incentivos de financiación del gobierno federal para aquellos que decidan participar en la operación; aunque reconoció que probablemente no todos los estados del país lo respalden.

Dijo que la operación se basará en la realizada en la década de 1950 por Dwight Eisenhower, quien hizo una deportación masiva de personas. “Lo estuvo haciendo durante mucho tiempo. Se volvió muy hábil en ello. Los llevaba al otro lado de la frontera. Y volvían al país en cuestión de días”, recordó.

“Tenemos que hacer lo que sea para detener el problema que tenemos. De nuevo, tenemos una fuerza importante que se está formando en nuestro país, cuando ves que en las últimas tres semanas, 29.000 personas llegaron de China, y todos están en edad de luchar, y son en su mayoría varones. Sí, hay que hacer lo que hay que hacer para detener la delincuencia y para detener lo que está ocurriendo en la frontera”, subrayó.

Durante la campaña proselitista para su candidatura anterior, donde resultó electo como presidente de Estados Unidos, Trump también enarboló un discurso antiinmigrante.

En noviembre del pasado año también volvió a poner la inmigración en el centro de su discurso político, anunciando un enfoque radical en su política migratoria si era elegido presidente nuevamente en 2024.

En cuanto a la frontera entre Estados Unidos y México, Trump manifestó su intención de restablecer políticas para descalificar a la mayoría de los inmigrantes que buscan asilo y acelerar su deportación.

Estas medidas incluyen la llamada política “Permanecer en México” y acuerdos que permiten a Estados Unidos redirigir a los solicitantes de asilo a terceros países, así como amplias restricciones a la elegibilidad para el asilo. Trump también mencionó la posibilidad de reactivar el Título 42 para expulsar a los migrantes por motivos de salud pública, incluidos los niños no acompañados.

En noviembre del pasado año también volvió a poner la inmigración en el centro de su discurso político.