Fiscal en Estados Unidos asegura que la memoria de Biden es “borrosa” y “pobre”

Joe Biden se enojó con el informe del fiscal y dice que su memoria está bien. Sin embargo, cometió ese mismo día un error de nombres y divagó ante las cámaras.

Fiscal en Estados Unidos asegura que la memoria de Biden es "borrosa" y "pobre"

El fiscal, Robert K. Hur, encargado de la investigación de los documentos clasificados hallados en la residencia de Joe Biden, concluyó que no procede una acusación penal contra el presidente, pero alertó que la capacidad de memoria del gobernante no es óptima.

En su informe oficial, Robert K. Hur señala que el presidente demostró tener “limitaciones significativas” en su memoria, que es borrosa y pobre, olvidando incluso las fechas clave de su mandato como vicepresidente y la muerte de su hijo, Beau.

Estos hallazgos han brindado material a la oposición republicana, que critica constantemente las fallas en los discursos del gobernante, por sus divagaciones y problemas de memoria.

El informe del fiscal detalla que Biden podría haber compartido información clasificada, con el autor fantasma de su libro de memorias “Promise me, Dad” (2017). Puso potencialmente en riesgo fuentes y métodos de inteligencia estadounidenses, relacionados con Afganistán.

La reacción de Biden no se hizo esperar. En una conferencia de prensa este jueves, el mandatario rebatió airadamente el cuestionamiento sobre su memoria.

Biden aseguró que su capacidad cognitiva está intacta y rechazó las alegaciones sobre retención indebida de documentos clasificados. “No infringí la ley. Y punto”, afirmó.

El fiscal especial, por su parte, ha manifestado que si bien encontraron pruebas de que el presidente retuvo y divulgó material clasificado, no existen suficientes evidencias para asegurar su culpabilidad “más allá de toda duda razonable”.

Este episodio acontece en medio de una batalla para la reelección del presidente de 81 años. La presunta pérdida de memoria es leña para la hoguera de la controversia sobre su idoneidad como presidente, por su avanzada edad y los bajos índices de aprobación.

En un giro irónico durante la misma rueda de prensa en la que defendía su salud mental, Biden confundió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con su homólogo egipcio, Abdelfatah al Sisi, lo que ha avivado las discusiones sobre su competencia para mantenerse en la presidencia.

Joe Biden debe convencer a la población de que está capacitado para otro mandato, pero ya algunas encuestas reflejan un marcado escepticismo entre el electorado con respecto a su condición para desempeñar el cargo.

A finales de enero Biden desarrolló en el sur de Florida una intensa jornada de búsqueda de fondos para su campaña. Logró recaudar seis millones de dólares en Miami, una ciudad en la que ganó durante las pasadas elecciones, donde se enfrentó y venció a Donald Trump.

Joe Biden se enojó con el informe del fiscal y dice que su memoria está bien. Sin embargo, cometió ese mismo día un error de nombres y divagó ante las cámaras.