“Estamos destrozados”: Familia pide ayuda para repatriar cuerpo de cubano fallecido en Guatemala

“Una familia dolida añora darle el último adiós en su patria”.

Cargando

La familia de Daicel Arzola Herrera, uno de los cubanos que murió en un trágico accidente de tránsito que el 3 de febrero dejó un saldo de 11 fallecidos, nueve de Cuba y dos de Guatemala, pidió ayudar para repatriar los restos mortales del habanero de 37 años.

“Hoy estamos destrozados. La consternación por la pérdida de Daicel nos embarga. Una familia dolida añora darle el último adiós en su patria”, escribió en Facebook María Esther Herrera Pérez, quien subrayó que la partida repentina de Daicel, que era “padre, esposo, hijo, hermano y amigo cariñoso y extraordinario” tiene devastados a sus seres queridos.

“Entre familiares, amigos y personas de una sensibilidad humana infinita, estamos haciendo grandes esfuerzos para la recuperación de su cuerpo y consolar, en lo posible, a esta familia que lo ama siempre pero que no puede cubrir el costo de este, el último viaje del Chino“, añadió la publicación, que pidió ayuda para hacer realidad el retorno de los restos mortales del cubano.

María Esther Herrera tuvo también palabras para los familiares de los otros migrantes fallecidos.

“A los que junto a nuestro querido flaco, corrieron la misma suerte, extendemos nuestro más sentido pésame a sus familiares y amigos. Sabemos por lo que deben estar pasando”, escribió.

En el segmento final de su emotivo mensaje, la mujer detalló que familiares en Estados Unidos están enfrascados en la creación de una petición en la plataforma de recaudación GoFundMe, pero todavía no ha sido autorizada.

Por ese motivo desglosó otras vías de apoyo:

-Para las donaciones en el exterior a través de Zelle: noslenjs2013@gmail.com.

-Para las donaciones en Cuba hacer transferencias a tarjeta magnética: 9206 9598 7077 2274. Para confirmar transferencia hacerlo al teléfono celular: 52649755.

Daicel Arzola Herrera estuvo entre las tres últimas víctimas identificadas junto a Arletis Velázquez Ramírez (31 años, Holguín) y Javier Pérez Toledo (31, La Habana).

Sus nombres se unieron a los de Disney Alejandro Sandín Hernández (23 años, de Santiago de Cuba pero residente en La Habana); Osmani Broche González (54 años, Villa Clara); Marleny Hernández Alfonso (46, Camagüey); Luis David Baños Lamadrid (25, La Habana); Ihanosky López Pérez (38, Ciego de Ávila) y Luisa Reinosa Castillo (57, La Habana).

En las últimos días familiares, amigos y allegados de los fallecidos se han mostrado consternados por la desaparición de sus seres queridos.

Familiares de Arletis Velázquez Ramírez también publicaron una petición de ayuda para repatriar el cuerpo de la joven holguinera, que era natural del poblado de Nolasco, en Gibara.

El único sobreviviente del trágico accidente de tránsito, el cubano Bárbaro Alexander López Miranda, de 29 años, recibe atención médica, psicológica y apoyo de las autoridades migratorias del país centroamericano, según informó el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).
En el fatal accidente, ocurrido en el kilómetro 134 de la carretera que conduce de Chicacao a Mazatenango, en Suchitepéquez, estuvieron involucrados la camioneta agrícola en la que viajaban hacinados los cubanos, una motocicleta y un camión.

La versión preliminar señaló que el vehículo agrícola en el que viajaban los migrantes impactó contra los otros dos vehículos. La mayoría de las víctimas fallecieron en el acto.

Además de los cubanos, en el siniestro también murieron dos guatemaltecos: el conductor de la motocicleta (Ronald Valentín Chanchavac, 32 años) y el chofer del vehículo en el que viajaban los migrantes (Alexander López, 29).

La Embajada de Cuba en la República de Guatemala publicó el mismo día del accidente una escueta nota oficial en la que indicó que estaba en comunicación con las autoridades competentes y “disponibles para contactar a los familiares de las víctimas y brindar asistencia consular” a los cubanos involucrados en el lamentable suceso.

Sin embargo, desde entonces no han publicado ninguna otra actualización sobre el caso.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, se hizo eco de la información de la Embajada en su perfil de Twitter, pero no envió un mensaje público de condolencias a la familia de los fallecidos.

“Una familia dolida añora darle el último adiós en su patria”.