Hialeah a un paso de regular los food trucks en la ciudad

“Quiero darles seguridad a las personas que van”, dijo Esteban Bovo, alcalde de la ciudad.

Hialeah a un paso de regular los food trucks en la ciudad

Hialeah está a un paso de aprobar una ordenanza destinada a regular el uso de los food trucks en esa ciudad.

Según el borrador, los dueños de ests negocios necesitarán una licencia para operar y un lugar específico para estacionarse.

“Quiero dejar un mensaje bien claro, bienvenidos los food trucks. Yo creo que se están teniendo mucho éxito en diferentes partes, pero siempre hay que hacerlo de una forma controlable. Se necesitan nuevas regulaciones para controlar dónde se estacionan y proteger seguridad de los residentes”, dijo el alcalde, Esteban Bovo, en declaraciones a America Tevé.

“Queremos estudiar dónde se pueden permitir, si van a estar al lado de una estación de gasolina los peligros que pueden existir… No es restringirlos ni no permitirlos, sino crear zonas específicas”, añadió Bovo.

Similar punto de vista ofreció el concejal Carl Zogby, quien precisó que se están recibiendo algunas quejas de lugares donde se estacionan los food truck y no son bien recibidos.

Si se aprueba la ordenanza, los dueños de los food trucks tendrán que cumplir con varios requisitos: entre ellos presentar la licencia del Departamento Comercial y Profesional de la Florida, el nombre y la dirección del solicitante y del propietario (si son diferentes), el tipo de comida que venden y una carta de autorización notariada del dueño del terreno donde estacionarán, entre otros.

Los camiones solo podrán estar ubicados en áreas específicas, a más de diez pies de distancia de edificios o cualquier estructura.

Además, se prohíbe su presencia a menos de 500 pies de distancia de tiendas de alimentos y gasolineras, lo que afecta a muchos de estos negocios ubicados en estaciones de servicio.

El documento fue aprobado en primera vista por el Concejo de la ciudad el pasado 23 de enero y se encuentra pendiente de una segunda lectura el próximo 13 de febrero.

La medida ha generado opiniones divididas entre los dueños y los clientes de los food trucks. Algunos creen que es una forma de limitar su actividad y competencia.

Otros, en cambio, piensan que es necesario regular este tipo de negocios para evitar problemas de salubridad, tráfico y ruido.

Las autoridades indicaron que, en caso de aprobarse la ordenanza, informarán sobre los detalles y plazos para que los dueños de los food trucks se adapten a las nuevas normas.

La regulación propuesta plantea desafíos para los dueños de food trucks en Hialeah, quienes temen que las nuevas restricciones afecten negativamente sus negocios. Mientras tanto, la ciudad busca equilibrar la protección del orden público con la libertad empresarial en ese creciente sector económico.

Los food trucks son una opción popular y económica para comer en Hialeah, especialmente en tiempos de crisis económica.

Su presencia se ha multiplicado en los últimos años, ofreciendo una variedad de platos y sabores.

Muchos de esos negocios han sido abiertos por cubanos recién llegados a Estados Unidos.

“Quiero darles seguridad a las personas que van”, dijo Esteban Bovo, alcalde de la ciudad.