Regresa a corte adolescente cubano que asesinó a su madre en Hialeah: Salen a la luz detalles de su vida en la cárcel

Derek Rosa sonrió brevemente y saludó de lejos a su familia durante la audiencia de este jueves.

Cargando

Este jueves el juez Richard Hersch pospuso otra vez su decisión sobre si el adolescente cubano Derek Rosa, acusado de matar a su madre en Hialeah, debe permanecer en la prisión para adultos Metro West o si es trasladado a un centro de reclusión juvenil, como quieren los abogados y la familia del menor

La defensa de Derek Rosa tenía previsto presentar sus argumentos ante el magistrado y llamar a varios testigos para respaldar su moción de traslado, pero debido a que el Departamento de Prisiones entregó un gran volumen de documentos, el juez Richard Hersch pospuso la audiencia hasta el jueves 14 de diciembre para dar más tiempo a los abogados para prepararse, según reveló la prensa local.

En la audiencia de hoy se pudo ver al menor más relajado que en ocasiones anteriores. Durante un momento miró hacia el sitio donde estaba sentada su familia y sonrió y saludó levemente. Hizo lo mismo poco antes de salir de la sala.

El pasado viernes durante casi seis horas el juez escuchó a la defensa, que finalmente pidió más tiempo para presentar su evidencia.

Durante la pasada audiencia varios empleados del sistema de prisiones del condado fueron interrogados. Afirmaron que Rosa se encuentra en un área de supervisión directa porque se le considera de alto perfil.

Explicaron que cuando sale de su celda interactúa con el personal, quienes juegan y ven televisión con él.

El adolescente está solo en una celda con una ventana esmerilada, sin vista directa al exterior.

No tiene contacto con otros presos. El adolescente es el más joven de los 34 menores detenidos en la nueva sección juvenil de Metro West. El resto tienen entre 16 y 17 años.

Además se supo que viste un uniforme marrón que es para menores, que recibe una cantidad limitada de instrucción académica y que pasa hasta 20 horas solo en su celda.

La defensa, no obstante, está empeñada en probar que los derechos de Rosa están siendo violados por permanecer en la cárcel para adultos Metro West, siendo menor de edad, ello aunque fue determinado que fuera juzgado como adulto.

La fiscalía, por su parte, argumentó que en el centro de detención de menores hacia donde quieren trasladarlo hay peleas entre jóvenes y algunos de 18 años que serían considerados adultos.

La audiencia de este jueves tuvo lugar después de que la Oficina del Fiscal Estatal de Miami-Dade publicara escalofriantes imágenes imágenes de la escena del crimen cometido el 12 de octubre por Derek Rosa. Las imágenes filtradas incluyen una foto de un cuchillo de cocina de grandes dimensiones que fue utilizado como arma homicida.

También fueron publicadas algunas imágenes captadas por la cámara de un monitor para bebés que estaba instalado en la habitación y que grabó el crimen en video. No obstante, de momento la prensa local solo difundió fotos fijas del suceso. En una de ellas se ve a la víctima, Irina García, semiacostada en su cama a las 10:23 p.m. mientras sostiene a su bebé de apenas 14 días de nacida en brazos.

Otra imagen captada a las 11 p.m. -al parecer con las luces apagadas mientras madre e hija ya dormían- muestra a Derek Rosa de espaldas junto al lugar donde estaba su madre. Es de suponer que esa foto muestra el momento exacto en que cometió el crimen.

Media hora después, aproximadamente a las 11:30 p.m. -de acuerdo con el informe policial- el adolescente de 13 años llamó al 911 para decir que había apuñalado mortalmente a su madre.

El jueves de la pasada semana uno de los abogados de Derek Rosa inspeccionó la escena del crimen otra vez tras una moción de emergencia concedida por el juez a cargo del caso.

A finales de octubre un gran jurado determinó que Derek Rosa será juzgado como adulto y enfrentará un cargo por asesinato en primer grado.

La familia del menor continúa apoyándolo al máximo. En noviembre, los allegados del adolescente enviaron una veintena de cartas al juez para intentar revertir la decisión de que el adolescente permanezca en una cárcel para adultos.

“Mi nieto es el niño mejor del mundo”, dijo visiblemente afectada la abuela materna del menor en declaraciones a la prensa local a la salida de la audiencia en la que se hizo pública la declaración de no culpabilidad del adolescente.

En la noche del 12 de octubre el adolescente asesinó a su madre a puñaladas mientras la mujer dormía. Lo hizo frente a su hermanita, una bebé de 14 días de nacida. Luego llamó a la línea del 911 y dio detalles de lo ocurrido dentro del apartamento. Luego del crimen, Derek Rosa tomó fotos del cadáver, las envió a un amigo y le dijo que había matado a su madre. Cuando las autoridades llegaron, el menor salió con la manos en alto.

El cuerpo de su madre, Irina García, de 39 años, yacía apuñalado junto a la cuna de la bebé, que ahora ha quedado bajo la custodia de la abuela materna.

Derek Rosa sonrió brevemente y saludó de lejos a su familia durante la audiencia de este jueves.