Trump regala helados durante campaña en Iowa

El republicano, que a pesar de todos sus enredos legales sigue encabezando las encuestas sobre candidatos de su partido, apareció en un establecimiento Dairy Queen de Council Bluffs (Iowa) entre aclamaciones de sus seguidores.

Trump regala helados durante campaña en Iowa

El expresidente estadounidense Donald Trump regaló helados a sus seguidores de Iowa como parte de los actos de campaña para su candidatura a las próximas elecciones estadounidenses. 

El republicano, que a pesar de todos sus enredos legales sigue encabezando las encuestas sobre candidatos de su partido, apareció en un establecimiento Dairy Queen de Council Bluffs, una ciudad del estado de Iowa con más de 60,000 habitantes.

Después de un mitin de campaña en esa ciudad, Trump y su equipo del Servicio Secreto saludaron a sus seguidores y pareció sorprendido por el menú del restaurante de comida rápida mientras pedía una ronda de helados para sus seguidores. 

“Todo el mundo quiere una Blizzard. ¿Qué diablos es una Blizzard?”, preguntó Trump, aparentemente despistado acerca de la existencia de la conocida golosina suave de Dairy Queen que se introdujo originalmente en 1985. “Sí, tomaremos lo de Blizzard”, añadió resolutivo.

Según el sitio de encuestas RealClearPolitics, actualmente el expresidente lidera el campo republicano en Iowa por 24 puntos. En el Dairy Queen, fue recibido por sus seguidores con cánticos de “USA”. Luego, según el portal mediaite.com, se escucharon gritos de “¡Vamos, Brandon!” y “¡Te amamos!”, mientras abandonaba el local. 

A mediados de junio, Trump visitó el icónico restaurante Versailles de Miami, tras comparecer en una corte federal donde se declaró inocente de 37 cargos por manejo indebido de documentos clasificados. 

En el emblemático local de La Pequeña Habana se reunió con sus seguidores y con la legisladora Ileana García, que supuestamente organizó el evento. Se le vio sonriente, estrechando las manos y hablando con los simpatizantes que le rodeaban y se retrataban con él. 

El exmandatario exclamó: “¡Comida para todos!”. Luego caminó hacia un reportero que le preguntó sobre su comparecencia ante la corte, a lo que respondió que cree que “va muy bien”. 

“Creo que esto está amañado. Tenemos un país amañado. Tenemos un país corrupto. Tenemos un país que no tiene fronteras. Tenemos un país que no tiene más que problemas. Somos una nación en decadencia, y luego hacen estas cosas, y ya ven dónde está la gente”, expresó. 

Trump comió croquetas y tomó café cubano, según una empleada del local. El medio local Miami New Times citó a una “fuente bien informada” y dijo que el exmandatario prometió ‘comida para todos’; pero abandonó el local antes de que nadie pudiera pedir nada

Donald Trump, el primer presidente de la historia de Estados Unidos en ser acusado penalmente por la justicia federal, se sentará en el banquillo en un juicio con jurado que se celebrará a partir del 14 de agosto en Fort Pierce, a 208 kilómetros de Miami.

En una orden firmada por la jueza Aileen Cannon, se señala que el periodo para la celebración del juicio por los documentos clasificados hallados en su casa de Florida es de dos semanas a partir del 14 de agosto.

Además, se establece que si por alguna razón se retrasa la celebración del juicio, este se retomará “tan pronto” sea posible. La fecha límite para que la defensa y la Fiscalía presenten solicitudes en relación al juicio es el 24 de julio próximo. Dos semanas más tarde, el 8 de agosto, se celebrará una audiencia para tratar todas las cuestiones de calendario.

El republicano, que a pesar de todos sus enredos legales sigue encabezando las encuestas sobre candidatos de su partido, apareció en un establecimiento Dairy Queen de Council Bluffs (Iowa) entre aclamaciones de sus seguidores.