Madre de joven muerto en cárcel cubana exige justicia

La mujer sostiene que su hijo fue asesinado en el Combinado del Este.

Cargando

Yulianela López Martínez, la madre del joven cubano Jeankarlos Antonio López López, pidió justicia para su hijo supuestamente asesinado hace un mes en el Combinado del Este de La Habana.

En un emotivo mensaje publicado en Facebook la mujer le prometió al joven de 22 años que su muerte “no se va a quedar impune”.

“Hoy hace un mes de tu partida mi niño, tú eras, eres y siempre vas a ser mi primer amor, después vienen Jeisson y Jennifer tus hermanos. Ahora estoy con lágrimas en los ojos, tratando de ser fuerte por tus hermanos; pero te juro que tu muerte no se va a quedar donde se quedan todos los asesinatos e injusticias que se cometen en las prisiones“, afirmó. 

Dijo que “en algún momento los derechos humanos internacionales tienen que escucharme y darle seguimiento a tu caso y a mis denuncias”. 

López Martínez acusó el pasado 18 de junio a las autoridades de la cárcel Combinado del Este, en La Habana, de “asesinar” a su hijo y negarle acceso a su documentación necrológica oficial.

Denuncia en Facebook

El muchacho fue golpeado brutalmente y falleció el 30 de mayo, luego de estar dos meses en prisión, donde lo acosaron constantemente, según la declaración de la familia.

La mujer sostiene que su hijo fue “asesinado” en esa cárcel cubana y como prueba tiene fotos de las lesiones que dejaron en todo su cuerpo, provocándole heridas internas que no fueron atendidas debidamente.

“Hoy 30 de junio hace un mes que te hicieron la necro y aún nadie me da respuesta de nada, y cuando digo nada me refiero al carnet de fallecido, el certificado de defunción y los resultados de la necro, Dios es justo y sé que los que participaron en las golpizas que te provocaron la muerte, ya sean guardias o presos mandados por los guardias, tienen que pagar y tienen que ser juzgados”, subrayó. 

“Yo no quiero vengarme de nadie solo pido que se haga justicia… te amo mi niño (…) nada ni nadie me va a detener hasta que los asesinos sean juzgados y sancionados”, concluyó.

El gobierno cubano reconoció el pasado año ante el  Comité contra la Tortura de Naciones Unidas que al menos 100 reclusos murieron en las cárceles del país, principalmente debido a enfermedades coronarias.

Sin embargo,  la ONU criticó a Cuba por no proporcionar información estadística completa sobre las muertes de prisioneros y por no investigar la posible responsabilidad de funcionarios públicos ni examinar signos de violencia corporal durante las autopsias.

A inicios de junio, la organización Justicia 11J denunció la muerte de Jeankarlos Antonio López López, la quinta hasta ese momento de reclusos bajo custodia del Estado.

En marzo se conoció de la muerte del preso común Kevin Canlo Morales, tras recibir una golpiza en la cárcel de Quivicán, donde cumplía su condena, y se señaló como responsable a Yuleiki Menéndez Montero, uno de los encargados del penal.

La mujer sostiene que su hijo fue asesinado en el Combinado del Este.